Esta mañana he perdido el bolígrafo que me regalaron en Fitur y ha renunciado el Papa. Lo del boli ya lo he superado pero lo otro lo he seguido en el televisor y no me quedaba un ojo seco, todas las cadenas ya tenían preparado el publirreportaje entero, incluido aquello de “cuando era joven fue obligado a enrolarse en las juventudes hitlerianas”, sólo han cortado el final, donde se decía “ha fallecido hoy” se dice “ha dimitido hoy”. Y es que ya dimite hasta el Papa, ahora sólo falta que lo hagan los políticos y banqueros corruptos españoles.

Benedicto XVI ha dicho que ya no tiene “fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino” por lo que pasa a hablar sólo como humano y a tener de nuevo sólo su nombre de esclavo: Joseph Ratzinger. Y es una pena, ya que este Papa, que nos mando el limbo al limbo y que nos propuso evitar la dictadura del relativismo con la libertad del dogmatismo, ha sucumbido ante la herencia envenenada del nefasto ministerio paulino de Juan Pablo II. Puede que sean posibles cambios en la desgermanización de Europa, Merkel toma nota. Ya no se trata de que Benedicto XVI removiera la silla a la mula y el buey del portal de Belén, sino que le han movido la mismísima silla gestatoria y perforada al propio sucesor del Príncipe de los Apóstoles. Pero esto puede demostrar inteligencia, capacidad de autoprotección e instinto de supervivencia por parte del bávaro. No sé qué pensarán de todo esto los chinos, o el mismo Espíritu Santo. Y es que son malos tiempos en la curia vaticana, sobre todo en las Arquidiócesis Católicas Romanas anglosajonas castigadas por las cuantiosas indemnizaciones de la poco piadosa afición a tocar titolillas de algunos de sus siervos (por no hablar del siniestro ultraderechista legionario pederasta Marcial Maciel).

Al final va a tener inquietante razón el arzobispo de Palermo Paolo Romeo cuando dijo aquello de “el Papa morirá en doce meses”. Demasiados escándalos mundanos en pocos meses para un teólogo: pederastia, finanzas y malas inversiones de su banca, diversos asuntos de corrupción dentro del Vaticano, la reaparición del oscuro caso de la desaparición de la adolescente Emmanuela Orlandi, las filtraciones de los documentos confidenciales sobre asuntos polémicos de la Santa Sede, el juicio al mayordomo trajeado del Vatileaks, el aparcamiento en doble fila, etc. Las distintas facciones de la gerontocracia clerical vaticana toman posiciones en la guerra abierta sucesoria (aunque a puerta cerrada), el cardenal Angelo Sodano intentará postular a uno de sus protegidos papables para ganar el “anulus piscatorius” y, de este modo, que no lo haga Tarcisio Bertone, viejo amigo del alemán pero reconvertido hoy en adversario, con uno de los suyos (que sería, además, probablemente el candidato del tradicional poder duro italiano) y, por último, el grupo anglosajón, más interesado en colocar un Papa más titulado por la Escuela de Negocios de Harvard que por el seminario Teológico de Princeton. De fondo el control del Banco Vaticano y las finanzas vaticanas, asunto no muy divino, tal vez demasiado humano.

Pero que no se preocupe demasiado Benedicto XVI ya que, por ejemplo, desde San Ponciano hay renuncias al trono papal ya que éste no permaneció en la silla de Pedro hasta el final ya probablemente que fue obligado a abdicar en el año 235 y fue desterrado a Cerdeña. Posteriormente “el Rimbaud de los papas”, Benedicto IX, el de los Teofilactos, fue elegido Papa tres veces, la primera en 1032 con sólo 14 años (otros dicen que a los 11 años) aupado por su padre, el conde de Túsculo y mandamás en Roma. Y qué decir de que coincidan dos o más Papas vivos; Gregorio XII, el que se cuenta que lo primero que hizo tras ser elegido como vicario de Cristo fue empeñar la tiara papal para pagar sus deudas de juego, fue elegido papa en 1406 pero abdicó anciano durante el Concilio de Constanza, donde las “doce mil rameras”, en tiempos del triste cisma de Occidente cuando la cristiandad contaba, al menos, con una trinidad de obediencias papales: la romana, la aviñonense y la pisana cada una acusando a la otra con los improperios del repertorio clásico habitual: herejes, anticristos, sacrílegos, profanadores, blasfemos, impíos, homicidas, fratricidas, corruptos, corrompidos, simoniacos, sodomitas, incestuosos, concubinos, amancebados, adúlteros, alcahuetes del demonio, etc. Que edificante.

Anuncios
comentarios
  1. San Patricio dice:

    Hola mi nombre es Peter Sutherland, soy irlandés, empresario, expolítico del ultracentrista partido Fine Gael, responsable entonces de la prohibición constitucional del aborto, pero sobre todo soy católico, apostólico y romano. Escribo para recordar que, como no podía ser de otra manera, Goldman Sachs también está presente en los asuntos Vaticanos a través de mí, que soy presidente de Goldman Sachs International (subsidiaria de Goldman Sachs) y consultor jefe de la Sección extraordinaria de la Administración del Patrimonio Apostólico, es decir, consejero financiero del Vaticano. Bueno, también soy presidente de la Comisión Trilateral y miembro del comité del Grupo Bilderberg, que cómo sabéis son organizaciones ligadas a la extensión de los intereses de la plutocracia internacional. Pero no soy un conspirador en el fondo, ya que también soy embajador de buena voluntad para la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial y representante especial en asuntos migratorios en la misma ONU. Dia dhuit.

  2. @LPE_Deuda dice:

    Dice el twitter @LPE_Deuda: .

    Benedicto (XVI) ha escapado de la benedicta ponzoñosa; ha logrado sortear un brebaje que (probablemente) probó en su día Juan Pablo I y que tanto entusiasmaba a nuestro Alejandro VI como solución de urgencia para los trámites sucesorios. El acedíaco Ratzinger se nos despide como Dios manda, es decir, en latín (la lengua oficial del cielo), y es que ser teólogo y Papa es contradictorio, es como ser nietzscheaniano y Führer. Este detalle se le escapó al Espíritu Santo en el año 2005; esperemos que el tratamiento anti-excrementos del repelente de palomas que recientemente rociaron sobre los viejos tejados vaticanos no afecte demasiado la concentración del propio Espíritu Santo cuando, tras el “Veni Creator Spiritus” de rigor, descienda en forma de paloma para confirmar su designación del próximo papable; purpurado éste que, sea quién sea, toque o no toque el saxofón, efectivamente como apunta biba-mi-dueño, tendrá que estar más preocupado en cubrir los agujeros financieros que en como cubren los suyos los cuerpos del rebaño.

  3. biba mi dueño dice:

    Bueno, menudo marzo nos espera. Descriogenización de Paloma Gómez Borrero, el camarlengo, fumatas variadas, desfile de travestidos, rebaño expectante, etc.
    Ignoro la verdadera razón de Benedicto para dimitir, pero sólo recordar la tortura que le hizo pasar a Karol Wojtila, alias “Juan Pablo II” las semanas previas a su indigna muerte, como fue utilizado como un monigote moribundo, le habrá hecho reflexionar. Eso si, no parece Ratzinger muy de cultura del esfuerzo.

    Me inclino y propongo, como profecía no cumplida, que el siguiente papa va a estar centrado en la cosa de sus dineros más que en el por donde se copula.

no lo pienses más, escribe aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s