El espíritu humano progresando

Publicado: 2 abril, 2013 de Tristramshander en Fuera de coña, Pajas mentales
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Hoy el mundo habla por sí solo: con su notoria decadencia está anunciando su disolución. Desaparecen los labradores del campo, el comercio del mar y los soldados de los campamentos; ya no hay honradez en los negocios, justicia en los tribunales, solidaridad entre los amigos, habilidad en los oficios, normas en la moral. Todo está esfumándose.”

El párrafo anterior podría referirse a hoy-hoy pero, según relata E. R. Dodds en su apasionante libro “Paganos y cristianos en una época de angustia”, fue escrito en la obra “Ad Demetrianum” por Tascio Cecilio Cipriano (c. 200–258), cristiano converso, obispo de Cartago y santo mártir de la Iglesia, en plena crisis global del siglo III debido al primer gran colapso del Imperio romano que se prolongó durante 50 años debido a la crisis política, económica, financiera, administrativa, social y moral (corrupción). Observemos inquietantes el eterno retorno de lo similar: qué poco ha cambiado el mundo desde entonces; después de todo, qué poco parece que hemos aprendido.

Y, ¿hacia dónde vamos? No lo sé bien, el caso es que, mientras el mundo se derrumba poco a poco, anteayer he paseado sólo por Madrid bajo la lluvia, sin rumbo fijo, con la mirada perdida, pensando y repensando, hasta toparme con la masa en una declinante procesión ni atea ni matea (a la que tomé por una manifestación pro-Mourinho) y las palabras de Luis Martín-Santos, nítidas, volvieron a mi cabeza: “hay ciudades tan descabaladas, tan faltas de sustancia histórica, tan traídas y llevadas por gobernantes arbitrarios, tan caprichosamente edificadas en desiertos, tan parcamente pobladas por una continuidad aprehensible de familias…”.

El poeta serbio-americano Dušan-Charles Simić también nos habla de las costuras íntimas de nuestro mundo:

“She’s pressing me gently with a hot steam iron, or she slips her hand inside me as if I were a sock that needed mending. The thread she uses is like the trickle of my blood, but the needle’s sharpness is all her own. “You will ruin your eyes, Henrietta, in such bad light”, her mother warns. And she’s right! Never since the beginning of the world has there been so little light. Our winter afternoons have been known at times to last a hundred years.”

“Ella me aplana cuidadosamente con una plancha de vapor, o desliza su mano dentro de mí como si yo fuera un calcetín que necesita remendarse. El hilo que utiliza es como el goteo de mi sangre, pero lo punzante de la aguja es todo suyo. “Te vas a estropear la vista, Enriqueta, con esa luz tan pobre”, le advierte su madre. ¡Y está en lo cierto! Nunca desde los inicios del mundo ha habido tan poca luz. De nuestras tardes de invierno se ha comentado a veces que duran cien años.”

España se está descosiendo, vamos camino del estado fallido, de la mano de un sistema capitalista agotado, incapaz de proporcionar prosperidad, democracia o simplemente respuestas. Un estado fallido es un estado que, si bien puede ser, al menos, formalmente soberano ha fallado en la garantía de provisión de sus servicios públicos básicos y en la atención de los problemas básicos de sus ciudadanos ya sea porque sus actores institucionales se ofusquen con la corrupción, el oportunismo, el cortoplacismo, el gregarismo, la injusticia, la codicia, la mentira, el fraude, la ineptitud, la ignorancia, la mediocridad, la dejación, la incontinencia, la acedia, la aflicción, la imprudencia, la malignidad, el poco espíritu de servicio público o bien por la quiebra de la colectividad, el mal diseño institucional, las continuidades autoritarias o franquistas al servicio de las élites reaccionarias, los medios de comunicación y académicos al servicio de la oligarquía económica y financiera y sus falsos paradigmas neoliberales (estado mínimo, mercados autorregulados, financiarización de la economía, desregulación, privatización, predominio de la economía sobre la política, la falsa antropología del “homo economicus”, la sociedad no existe, etc.) u otra penosa circunstancia o una combinación de ellas. En España hoy en día están cuestionadas casi todas las instituciones en diferentes grados ya sea ésta la Monarquía, Jefatura del estado, Poder legislativo, ejecutivo, judicial, Presidencia del Gobierno, Diputados y senadores, Europarlamentarios, Tribunal constitucional, Consejo del poder judicial, Banco de España, Tribunal de cuentas, Comisión Nacional de la Competencia, Reguladores varios, Ex–cajas de ahorro, Partidos políticos, Sindicatos, Organizaciones empresariales, Fuerzas armadas, Comunidades autónomas, Diputaciones, Ayuntamientos, delegaciones del gobierno, etc. por no hablar de la Iglesia, los bancos, las multinacionales, las empresas, los clubs financieros, de golf o de fútbol, etc. Cualquiera puede elegir los ejemplos que tenga más a mano y empezar a deprimirse.

Y Europa y sus instituciones antidemocráticas al servicio de la plutocracia internacional, los bancos y los paraísos fiscales bajo el actual paradigma austericida no parece ser la solución sino el problema, ya que incluso se ha llegado a utilizar a los propios ciudadanos de determinados países como sujetos de experimentación de ingeniería social; quizá regresen los espejos deformantes, quizá la sangre, los ángeles de Mons o la guerra silenciosa o si, como dijo Marx, la historia que nos apareció aquella vez como tragedia vuelva a hacerlo de nuevo como farsa.

Este demoledor poema se titula “Crecida” y es de uno de los mejores poetas españoles, Blas de Otero:

“Con la sangre hasta la cintura, algunas veces  /  con la sangre hasta el borde de la boca,  /  voy  /  avanzando  /  lentamente, con la sangre hasta el borde de los labios  /  algunas veces,  /  voy  /  avanzando sobre este viejo suelo, sobre  /  la tierra hundida en sangre,  /  voy  /  avanzando lentamente, hundiendo los brazos  /  en sangre,  /  algunas  /  veces tragando sangre,  /  voy sobre Europa  /  como en la proa de un barco desmantelado  /  que hace sangre,  /  voy  /  mirando, algunas veces,  /  al cielo  /  bajo,  /  que refleja  /  la luz de la sangre roja derramada,  /  avanzo  /  muy  /  penosamente, hundidos los brazos en espesa  /  sangre,  /  es  /  como una esperma roja represada,  /  mis pies  /  pisan sangre de hombres vivos  /  muertos,  /  cortados de repente, heridos súbitos,  /  niños  /  con el pequeño corazón volcado, voy  /  sumido en sangre  /  salida,  /  algunas veces  /  sube hasta los ojos y no me deja ver,  /  no  /  veo más que sangre,  /  siempre  /  sangre,  /  sobre Europa no hay más que  /  sangre.  /  Traigo una rosa en sangre entre las manos  /  ensangrentadas. Porque es que no hay más  /  que sangre,  /  y una horrorosa sed  /  dando gritos en medio de la sangre.”

Leo que Plúmbico dijo: “para repensar el mundo que nos rodea el primer paso debería consistir en desmontar el aparataje y los supuestos ideológicos, económicos, antropológicos, sociológicos, epistemológicos, ontológicos, axiológicos, éticos, etc. del llamado neoliberalismo en particular y del capitalismo en general, o de la falta de ellos en el caso de la llamada posmodernidad, que no sería otra cosa que una coartada intelectual para la agenda neoliberal o una especie glamurosa de nihilismo metodológico y moral. Esto incluiría también la denuncia de la economía y la sociología como ciencias sociales positivas y neutralmente valorativas o la puesta en cuestión de hasta qué punto sus razonamientos inductivos tienen justificación práctica.” Considero que una idea clave para reflexionar consiste en la idea de “progreso indefinido”, probable o seguramente falsa bajo el actual paradigma economicista, que es propia del pensamiento occidental, de la modernidad y la Ilustración. Quizá el escrito más apasionado acerca de la idea de “progreso” sea el “Esbozo para un cuadro histórico de los progresos del espíritu humano” escrito por el filósofo, enciclopedista, científico, matemático, historiador, pedagogo, politólogo y político Condorcet en 1794, paradójicamente escrita cuando se encontraba huido del Terror y escondido y recluido en una habitación durante meses porque sabía que lo estaban buscando los radicales jacobinos con feas intenciones. Pues bien, justo después de salir de su escondite y pisar la calle Condorcet fue delatado por el populacho y encarcelado por las autoridades suicidándose dos días después; fue enterrado en una fosa común y su cadáver nunca se encontró. No hay epitafio para el picardo. Como se puede comprender fácilmente, esta anécdota escatológica refleja como ninguna otra el espíritu humano progresando.

Anuncios
comentarios
  1. Βίωνοβορυσθενίτης dice:

    Todo ha salido mal, podría haber ido mejor, pero ha salido mal. El mundo se descose y el progreso es una ficción. Más de un centenar de ulemas y muftíes sunitas han escrito una carta al autoproclamado sucesor del suegro de Mahoma y califa de todo el orbe musulmán desde el llamado “Estado Islámico”, Abū Bakr Al-Bagdadi, condenando sus timóticos actos, desautorizando sus conatos de fetuas y declarando inadmisibles sus hadices. Por lo visto en la misiva los clérigos religiosos y eruditos crédulos recuerdan al doctorado, iluminado y vocacional terrorista que el islam prohíbe iniciar guerras de agresión y también prohíbe matar a diplomáticos, periodistas y trabajadores humanitarios entre otros profesionales. Cualquier iniciativa en este sentido es más que sensata pero, llegados a este punto, mejor que dar una lista de profesiones, sería que directamente se prohibiese matar a nadie en nombre de cualquier religión o fantasía mesiánica.

  2. Zeppo Marx dice:

    — Una conocida presentadora de TVE, representante cualificada de la intelectualidad televisiva de las variedades (no del club de la comedia), dijo:

    “la organización nacional de trasplantes desmiente que los órganos del presunto asesino de El Salobral vayan a ser donados. No puedo negarles que he sentido tranquilidad al saber que los órganos de este hombre no van a dar vida a nadie. No está científicamente comprobado, pero NUNCA SE SABE si ese alma está también trasplantada en ese órgano”.

    — Una conocida escritora de novela pseudohistórica, representante cualificada del diletante cartón de la pija progresía, dijo:

    “en España en pleno siglo XXI los políticos luchan por alcanzar el poder, mantenerse en él y no tener en cuenta las decisiones que toman sobre la gente. SI FUESE JOVEN estaría tomando las calles”.

    Etc.

no lo pienses más, escribe aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s