Preténdeme casta

Publicado: 25 octubre, 2013 de Tristramshander en Coyuntura
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

Tal día como hoy, hace 75 años, ella se acercó a la orilla para adentrarse por última vez en el mar. Tenía 46 años y un avanzado cáncer de mama. La poeta argentina Alfonsina Storni había quedado impactada por el suicidio de Horacio Quiroga un año antes en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires y decidió seguir su camino. Como muchas otras mujeres de su generación Alfonsina Storni no se resignó al papel pasivo atribuido a las mujeres y apoyó la causa feminista, el derecho al voto y a la plena ciudadanía de las mujeres. En 1926 escribió la arrebatada “Poemas de amor”; tres años después Virginia Woolf (1882-1941), que compartió destino final poco después en el río Ouse, publicó su ensayo “Una habitación propia“ para reivindicar las contribuciones literarias de las mujeres. Y es que en los años 30 vivieron mujeres notables: poetas como Dulce María Loynaz (1902-1997), filosofas como María Zambrano (1904-1991), Hannah Arendt (1906-1975) o Simone de Beauvoir (1908-1986), cineastas como Leni Riefenstahl (1902-2003) o Maya Deren (1917-1961), pintoras como Frida Kahlo (1907-1954) o Tamara de Lempicka (1898-1980), políticas como Clara Campoamor (1888-1972) o Alexandra Kollontái (1872-1952), activistas como Emma Goldman (1869–1940), antropólogas como Ruth Benedict (1887-1948) o Margaret Mead (1901-1978), científicas como Marie Curie (1867-1934), arquitectas como Julia Morgan (1872-1957), matemáticas como Amalie Noether (1882-1935), etc.

Sin embargo, en esa época, aunque ya había pasado tiempo desde la defensa ilustrada de la igualdad entre hombres y mujeres que supuso la “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana” (1791) de Olympe de Gouges, aún persistía con fuerza la construcción “hombre-ciudadano, mujer-doméstica”. Sin ir más lejos, un año después del fallecimiento de Alfonsina Storni, el psiquiatra franquista Antonio Vallejo Nájera publicaba sin sonrojo las siguientes reflexiones sobre las mujeres: “su característica labilidad psíquica, la debilidad del equilibrio mental, la menor resistencia a las influencias ambientales, la inseguridad del control sobre la personalidad y la tendencia a la impulsividad (…) si la mujer es habitualmente de carácter apacible, dulce y bondadoso débese a los frenos que obran sobre ella; pero como el psiquismo femenino tiene muchos puntos de contacto con el infantil y animal, cuando desaparecen los frenos (…) despiértase el instinto de crueldad” (“Psiquismo del fanatismo marxista”. Revista Española de Medicina y Cirugía de guerra; Valladolid, mayo de 1939).

AlfonsinaStorni-PoemasdeamorPero en el sueño y la noche profunda de “Poemas de amor” de Alfonsina Storni el “psiquismo femenino” ni es infantil ni es animal:

He pasado la tarde soñándote. Levanto los ojos y miro las paredes que me rodean, como adormilada.  /  Los fijo en cualquier punto y vuelven a transcurrir las horas sin que me mueva.

Por fuera anda gente, suenan voces… Pero todo eso me parece distante, apartado de mí, como si ocurriera fuera del mundo que habito.

Pienso si lo que estoy viviendo no es un sueño.   Pienso si no me despertaré dentro de un instante.   Pienso si no seré arrojada a la vida como antes de quererte.  Pienso si no me obligarás a vagar de nuevo, de alma en alma, sin encontrarte.

Las feministas siempre ponen muy alterado al personal, con frecuencia se las llama locas, exaltadas, feas, lesbianas o simples defensoras del antónimo del machismo para eludir discutir sobre el conjunto de propuestas que conforman los feminismos (como los llamados “feminismo de la diferencia” y “feminismo de la igualdad”, “cultural” e “ilustrado”, “radical” y “liberal”, etc.). Este último mes se ha visto en España cierto nerviosismo cuando tres mujeres jóvenes activistas de Femen irrumpieron en el Congreso de los Diputados a pecho descubierto gritando “el aborto es sagrado”. Pechos, feminismo y sororidad es una combinación explosiva para los reaccionarios y meapilas, aunque es atractivo para otros por su fotogenia mediática. Evidentemente los medios de comunicación prefieren poner el foco en una feminista que enseñe las tetas antes que en otras con más discurso como Celia Amorós o Amelia Valcárcel, ya que no suelen mostrarse demasiado interesados en encontrar la racionalidad del propio discurso feminista que evite, por ejemplo, que los derechos de las mujeres queden meramente esencializados o que, cuando las mujeres demanden sus derechos o identidades, no se les acuse simplemente de querer ser hombres.

Anne Sexton

Anuncios
comentarios
  1. József Attila dice:

    Dos interesantes poetas también se suicidaron en la década de los 30.

    — La poeta portuguesa FLORBELA ESPANCA, una de las primeras mujeres licenciadas en Portugal, se suicidó el día de su 36º cumpleaños (8 de diciembre de 1930) por una sobredosis de barbitúricos tras sufrir episodios de depresión y complicaciones de su edema pulmonar e insuficiencia renal. Compartió destino con uno de los mejores poetas en lengua portuguesa, Mário de Sá-Carneiro, que se suicidó en plena Guerra Mundial (1916) al beber estricnina; tenía 26 años, una fuerte depresión y fue enterrado en Paris en una tumba anónima.

    — La poeta norteamericana SARA TEASDALE se suicidó en 1933 a los 48 años de edad por sobredosis de somníferos a pesar de que desde 1915 conoció el éxito de público y crítica. Probablemente le afectó el suicidio del poeta estadounidense Vachel Lindsay al beber desinfectante casero en 1931 aquejado de depresión, miseria y un profundo amor no correspondido por la propia Sara Teasdale. Después Vachel Lindsay fue reivindicado por la llamada “generación beat” junto a otros como Hart Crane, poeta estadounidense, que también se suicidó a los 32 años (1932) lanzándose por la borda de un trasatlántico en algún lugar de la costa de Florida tras sufrir en su último viaje la enésima humillación por su homosexualidad.

    Sin embargo, podemos quedarnos con un sabor agridulce o no; ALFONSINA STORNI escribió en castellano y resulta más interesante, por ejemplo, en “Mundo de siete pozos” (1934) escribe:

    “”Agrio está el mundo, inmaduro, detenido; sus bosques florecen puntas de acero; suben las viejas tumbas a la superficie; el agua de los mares acuna casas de espanto.

    Agrio está el sol sobre el mundo, ahogados en los vahos que de él ascienden, inmaduro, detenido. Agria está la luna sobre el mundo; verde, desteñida; caza fantasmas con sus patines húmedos.

    Agrio está el viento sobre el mundo; alza nubes de insectos muertos, se ata, roto, a las torres, se anuda crespones de llanto; pesa sobre los techos.

    Agrio está el hombre sobre el mundo, balanceándose sobre sus piernas… A sus espaldas, todo, desierto de piedras; a su frente, todo, desierto de soles, ciego…””

  2. Ayante Telamonio dice:

    Varios escritores se suicidaron a finales de los años 30 y principios de los 40, cuando Europa también hacía lo propio. Sin embargo, Alfonsina Storni no se adentró en el mar sino que se arrojó desde un espigón del Mar del Plata, encontrándose su cuerpo al día siguiente.

    Horacio Quiroga padecía un avanzado de cáncer de próstata y tomó cianuro en un suicidio asistido por un amigo de enfermedades y paciente del Hospital que padecía el síndrome de Proteus.

    Virginia Woolf, que al parecer sufría un trastorno bipolar, efectivamente se arrojó al río el 28 de marzo de 1941, su cuerpo fue encontrado después de tres semanas unos kilómetros rio abajo.

    Pero quizá el caso más paradigmático es el de Stefan Zweig que se suicidó junto con su mujer (que estaba enferma) el 22 de febrero de 1942 en Petrópolis (Brasil) porque no soportaba ver el futuro de una Europa controlada por el nazismo. Sin embargo, tan sólo nueve meses después, la contraofensiva y posterior victoria del Ejército Soviético sobre Ejercito nazi alemán en la batalla de Stalingrado cambió crucialmente el rumbo de la Segunda Guerra Mundial a favor de los aliados.

no lo pienses más, escribe aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s