Posts etiquetados ‘Baviera’

El III Reich 2.0, sutil versión del nazismo, actualmente gobernado por aventajados alumnos de Goebbels, que no son más que los nietos de las mismas familias podridas de dinero que auparon al poder a Adolf el paisajista, presenta síntomas de clara decadencia. He aquí algunos ejemplos de ello y veremos como, en el fondo, no son muy diferentes a sus inferiores “socios” del sur.

  • Políticas de austeridad. Salarios y pensiones cada vez más bajos, precariedad, extensión de la pobreza, recesión.
  • Burbuja inmobiliaria. Alquileres por las nubes y bajos tipos de interés hacen que la gente compre casas sobrevaloradas. ¿Suena?
  • Pelotazos urbanísticos.Como el nuevo aeropuerto de Berlín, de presupuesto infinito y defectos a miles.
  • Corrupción. El nepotismo y la corrupción en Baviera están a la orden del día. Curiosamente un estado católico, aunque no entraremos ahora en ese debate sobre que moral es más lamentable.

– Fútbol. La sustitución del exitoso Juup Heynckes en el Bayern de Munich por otro entrenador más guapo es un caso idéntico a la destitución de Del Bosque en el Real Madrid, lo que nos iguala en esquema de valores.

      

Si, caerán, cuando no les quede más sangre que chupar, y dejarán a Europa hecha unos zorros durante décadas.
En el nuevo año cero quizá tengamos que desempolvar radical propuesta del Padrecito Stalin: convertir a Alemania en un trigal, en la despensa de Europa, aunque aceptamos sugerencias.

Lagarde

Anuncios

Mi amiga C. recibió un regalo de navidad de su hermano, residente en Baviera desde hace bastante tiempo. Es un bonito detalle, de agradecer, de unas simpáticas figurillas de los tres reyes magos muy apropiado en estas entrañables fiestas. Una anécdota anodina que pasaría desapercibida salvo por un pequeño detalle: Baltasar, para más señas, el negro, ha sido sustituido por un nuevo rey mago, Gunther.

reyesmagosnazis

Como podéis ver el hermano de C., como buen inmigrante, parece absorber los estereotipos más raciales de su nuevo hogar, ignorando, por ejemplo, que en su día, entre 1918 y 1919, la tierra donde trabaja a todas luces demasiado, fue llamada República Soviética de Baviera. Os dejo de muestra su bandera, de diáfano diseño:

Porque no todo tiene por que ser filonazismo, recientemente se han manifestado en Berlín para no tirar el muro. Erich Honecker de descojona en su tumba. Aunque esta reivindicación respondía a unos malvados planes urbanísticos no deja de ser algo simbólico y, hay que recordar que todavía la cuarta parte de la población alemana añora dicho muro.

Pero no nos engañemos, la realidad es tozuda. Sabemos que a más minijobs y salarios de mierda, a más austeridad, más la cabra germana tirará al monte. Este bonito gráfico nos enseña un poco de historia a la par que nos previene:

Como podéis ver el sueño de la reducción del gasto público, produce monstruos.

Lagarde