Posts etiquetados ‘Botín’

De patriotas y antipatriotas

Publicado: 10 agosto, 2013 de Tristramshander en Coyuntura
Etiquetas:, , , , ,

DE SUPUESTOS ANTIPATRIOTAS

→ 1) Edward Snowden (1983). ¿Recuerdan la película “Los tres días del Cóndor” (1975) de Sydney Pollack donde Robert Redford que es un oscuro funcionario de la CIA que trabaja detectando mensajes cifrados de organizaciones anti-estadounidenses y un día se encuentra que han asesinado a todos sus compañeros oficinistas por lo que huye tratando de buscar una respuesta a lo sucedido que finalmente resulta ser el típico contubernio de la CIA? En esta película la identificación es clara: Redford es el típico héroe americano que defiende los derechos civiles e individuales, la base mítica de su país, símbolo de su poder blando. Pues el caso del norteamericano Snowden es similar, se trata de un héroe americano pro-derechos individuales aunque se encuentre asilado temporalmente en Rusia por lo que le pueda pasar en su país, donde es considerado un traidor. El muchacho fue un antiguo consultor tecnológico civil de la CIA y la NSA norteamericanas y reveló documentos acerca del programa de vigilancia PRISM para espiar a los ciudadanos sin orden judicial en más que presunta colaboración con empresas como Apple, Facebook, Google y Microsoft, que deben cooperar para que les garanticen el futuro gran negocio de la explotación de la minería de datos personales con fines comerciales (ya no para espiar y controlar como hace el Gobierno, sino para ganar dinero). Esta es, al menos, tan importante como la red de espionaje de telecomunicaciones Echelon o el fascistoide programa informático ”Riot” de la empresa armamentística Raytheon pero compartido por el Gobierno.
LpedPatriotasSnowdenFalcianiAssangeManning→ 2) Hervé Falciani (1972). Es el ingeniero informático monegasco del banco suizo HSBC que se apoderó de información con 130.000 cuentas bancarias blindadas de evasores fiscales de todo el mundo (conocida como lista Falciani) por lo que es considerado un antipatriota y un ciber-delincuente por las fuerzas vivas suizas, país que, como todo el mundo conoce, vive fundamentalmente del dinero negro ajeno. España apenas ha empezado a sacar tajada de la lista a pesar de que hay, al menos, 3.000 cuentas (como la de la familia Botín); al contrario de lo que ya ha hecho, por ejemplo, EE.UU., donde la filial del HSBC ha tenido que pagar 2.000 millones de dólares de multa por estas prácticas fraudulentas (la filial en España solo ha sido multada con 2 millones de euros, aunque no se sabe si esto es por el caso Gescartera). Falciani pasó diez meses encarcelado en España e intentaron sacarle supuestas novias que dijeran que era un cleptómano con fines lucrativos, pero finalmente no será extraditado a Suiza por la gravedad y la inmoralidad de los hechos denunciados.
Con posterioridad, el periodista Kostas Vaxevanis (1966), director de la revista griega Hot Doc, se hizo con una lista de 2.000 ciudadanos griegos con cuentas en el HSBC (conocida como la lista Lagarde) denunciando que podrían ser evasores fiscales; fue rápidamente tachado de antipatriota y acusado de “violación de datos personales sensibles”, pero finalmente un escandaloso juicio fue declarado no culpable.
→ 3) Julian Assange (1971). El periodista-hacker australiano creó WikiLeaks en 2006 que, aunque con desigual protección de fuentes, divulgó graves abusos de poder de algunos estados, crímenes de guerra en Irak y tejemanejes y significativos cotilleos de la diplomacia internacional (en España se revela cierta sumisión de nuestros gobernantes ante los intereses de EE.UU.). Para quitárselo de en medio se urdió una trama en el que el australiano fue acusado en Suecia por una joven vinculada a la oposición cubana de abusos sexuales a fin de que posteriormente se le pudiera extraditar a EE.UU., donde le esperan acusaciones muy feas (Ron Paul es el único político estadounidense que le apoya). Desde junio de 2012 Assange se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, de donde no puede salir ya que el Reino Unido lo rebotaría automáticamente a EE.UU. vía Suecia, lo que demuestra que el gobierno de Rafael Correa se ha tomado en serio lo de gobernar un país soberano (como cambia la película, hace unos años los solicitantes de asilo lo pedían en Suecia y no en Ecuador). El alivio del fundador de WikiLeaks pasa por ser elegido como senador en las próximas elecciones australianas y así tener inmunidad diplomática, aunque podría ser que el ego de Assange sea finalmente mayor que la cosecha de votos que pueda recibir de sus compatriotas.
→ 4) Bradley Manning (1987). Como Snowden, se trata del típico héroe del individualismo americano contra los abusos del poder y el esclarecimiento de la verdad. Fue analista militar del Ejército de EE.UU. hasta que fue detenido en 2010 acusado de filtrar a WikiLeaks documentos de las guerras de Afganistán e Irak, incluida una escalofriante grabación del propio ejército estadounidense que muestra a un helicóptero acribillando a un grupo de civiles y periodistas iraquíes. Se solicitó al Gobierno del Reino Unido que apoyase a Manning debido a que es legalmente ciudadano británico porque su madre es oriunda de Gales, pero éste hizo caso omiso. La justicia militar de EE.UU. le ha declarado culpable de 20 de los 22 cargos que se le imputaban aunque le ha absuelto del más grave y más absurdo: de confabulación “con el enemigo”. Actualmente está a la espera de sentencia firme, que en estos tiempos de sobreactuación de la seguridad nacional puede ser bastante seria  para el chamaco.

DE SUPUESTOS PATRIOTAS

→ 1) El patriota Nº 1, todo un ejemplo de ciudadanía para los niños, es el importante accionista de las multinacionales que Snowden ha denunciado como colaboradoras en las actividades ilegales de espionaje a sus clientes internacionales por parte del Gobierno de EE.UU. Coincidiendo con la crisis, en los últimos tres años, las filiales españolas de las multinacionales tecnológicas generaron en España miles de millones de euros en beneficios pero tan solo pagaron 25 millones a Hacienda (no llega ni al 1%), ya que éstas trasladan sistemáticamente sus beneficios en España a países como Irlanda (Apple, Facebook, Google y Microsoft), Suiza (Ebay y Yahoo) o Luxemburgo (Amazon).
→ 
2) El patriota Nº 2
, un buen español, es el importante  accionista de cualquiera de las 4.000 grandes empresas españolas que pasaron de pagar en impuestos 13.000 millones de euros (en el año 2006) a 3.000 millones (2011) por las generosas deducciones que las leyes españolas les regalan (como la reforma del impuesto de sociedades del gobierno de Zapatero en 2007), lo que supuso pagar sólo el 3,5% de los 86.000 millones de beneficios declarados en 2011. En cambio, si usted, sospechoso de antipatriota por haber hecho alguna pequeña irregularidad, es autónomo o tiene una PYME habrá pagado en torno a un 20% cada año.
LpedAntipatriotasBotinMasvaleserPunkyqueMarioCondePlaya→ 3) El patriota Nº 3, cuyo patriotismo se puede complementar también con los números 1, 2 y 4, es el evasor fiscal que coloca su gran patrimonio en cualquiera de los múltiples paraísos fiscales de los que se encuentran a su disposición, que siempre aceptan el dinero sin importar la licitud de su origen. (Según el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda tres de cada cuatro euros defraudados corresponden a las grandes fortunas y las multinacionales). Esta opción está pensada para patriotas que consideren que sus fortunas cotizan mucho al 1% en las SICAV y que esto es intolerablemente confiscatorio; además, para éstos, el gobierno de Rajoy dispuso de una bochornosa amnistía fiscal en el año 2012 mientras que para el ciudadano de a pié que quiere regularizar su situación la multa es inevitable.
→ 4) El patriota Nº 4 es Emilio Botín al que la lista Falciani destapó finalmente como evasor fiscal y, aunque la causa judicial fue archivada, tuvo que pagar una multa de unos 200 millones de euros (lo que significa que, si en la amnistía fiscal se paga un 10%, la cuenta debía ser de, al menos, 2.000 millones de euros). Pero esto no es más que calderilla para el patriota Nº 4 ya que, por ejemplo, en el año 2003, el Banco Santander tuvo unos beneficios netos de 2.610 millones pero, en virtud de las múltiples deducciones, reinversiones en fondos de comercio y otros chanchullos del gran capital, su base imponible fue negativa (-874 millones de euros) por lo que finalmente no pagó impuestos en España, situación nada infrecuente. Y es que, por las mismas cosas, mientras unos caen de culo este hombre siempre cae de pié.

Joseph C. Turner

Yukio Mishima dijo: “¿Cómo es posible llamar hombre de acción a quien por su trabajo de presidente en una empresa hace ciento veinte llamadas telefónicas diarias para adelantarse a la competencia? ¿Y es tal vez un hombre de acción el que recibe elogios porque aumenta las ganancias de su sociedad viajando a países subdesarrollados y estafando a sus habitantes? Por lo general, son estos vulgares despojos sociales los que reciben el apelativo de hombres de acción en nuestro tiempo”.

Estas palabras me han vuelto a la mente después de la reciente reunión del presidente del Gobierno de España (Rajoy) con nuestros queridos “hombres de acción”. Estos prohombres conforman un poderoso lobby llamado “Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC)” que agrupa a las 18 mayores empresas con sede en España y representan aproximadamente la tercera parte del PIB español. Recordemos que la “competitividad” consiste en la pérdida de derechos sociales, laborales y sindicales básicamente a través de contratos precarios, aumentos del tiempo de trabajo y bajadas salariales.

Y me refiero a “hombres” porque, aunque en el fondo planee casi siempre la figura de nuestra cancillera Frau Merkel, tal y como se ve en la foto todos son pingüinoides, cosa que no es de extrañar cuando se trata del poder duro o económico. En España, tan sólo el 10% del total de asientos en los consejos de administración de las empresas cotizadas son ocupados por mujeres, techo de cristal que, por lo visto, no está previsto romperse en el CEC.

CompetitividadHombresdeaccionMishimaFoto CEC. Botella medio vacía azul manganeso, traje oscuro y pijama de lino.

Aunque el anfitrión de los antiguos convites del castizo, zombi y vampírico capitalismo de amiguetes es el arrimadizo cuarto ser superior por la derecha (Pérez, en el palco del Bernabéu) y el jefe de la tribu es el señor de la corbata roja (Botín), el presidente de este entrañable cenáculo de jóvenes castores es el señor con corbata azul que aparece en la foto a la diestra del otro señor que preside el retrato (de Borbón y Borbón-Dos Sicilias); éste es el presidente de Telefónica (Alierta), antaño conocido por embolsarse 1.860.000 euros con el abuso de información privilegiada y el posterior tráfico de acciones en bolsa de la compañía pública que presidía (Tabacalera) en los momentos previos a su privatización; sin embargo, estos hechos delictivos, aunque probados judicialmente, resultaron finalmente prescritos por lo que no es de extrañar verlo ahí posando tan sonriente.

Uno de los objetos de este selecto club de las élites extractivas patrias consiste en controlar al gobierno para dicte las leyes conforme a sus intereses corporativos. Así, el mantenimiento de sus privilegios fiscales o las agresiones contra el pueblo como la reforma ”laboral”, la “externalización” de los servicios públicos, el “factor de sostenibilidad” de las pensiones o cualquier otra medida que mantenga el “impulso reformista” son promocionadas por estos “hombres de acción” que los hacen llegar en forma de “sugerencias” y “documentos técnicos” a un consejo de ministros adepto y entregado para que éstos aprueben su oportuna inserción en el BOE.

Karl Marx observaba acertadamente que las fuentes del derecho parten de la voluntad de las clases dominantes y otro ejemplo de esto, quizá el más impune y descarado, ha sido que el CEC ha conseguido que el Gobierno vaya a modificar la ley para que delincuentes condenados puedan dirigir las entidades financieras conforme les venga en gana, reduciendo los requisitos de buenas prácticas bancarias iniciales a que el delito del banquero sea firme penalmente y, de este modo, que estos plutócratas no pierdan su tiempo en molestos recursos, prescripciones o indultos, como el del consejero delegado del Banco Santander (Sáenz), indultado bochornosamente en el último consejo de ministros de Zapatero. Continuará.

Emmeline Pankhurst