Posts etiquetados ‘Milagros’

Comentábamos en el capítulo anterior que donde estén los milagros curativos de la Virgen del Pilar que se quiten los de Juan Pablo II. Sin embargo, la Virgen más milagrosa se encuentra un poco más al Norte, es francesa y no aragonesa, ya que no es otra que la Virgen de Lourdes, que cuenta a día de hoy con 36.663 amig@s activ@s en su versión en castellano de facebook (y subiendo).

Por ejemplo, vemos que la gente pide a la mismísima Virgen que interceda milagrosamente por el tumor ganglear de Luisito, por el tumor del sistema digestivo de C. Cepeda, por la afección pulmonar de Q. Valenzuela, por la bronquiolitis con respirador de P. Pereyra, por la cadera dañada y la doble afección pulmonar de la tía de A. Adaj, por el lupus y la complicación de riñones de H. Muller, por la lesión en la cervical de la joven mendocina de 16 años B. Alaniz, por la recuperación de la sietemesina chaqueña Milagros, por el debilitado corazón de I. Renzo e incluso para que se haga justicia en el caso de la adolescente Rawson o para que E. Roman solucione un problema con la Universidad, etc. No puedo criticar más de lo necesario las esperanzas supersticiosas de la gente ya que cada uno puede creer lo que considere oportuno (generalmente creemos en lo mismo que cree nuestra familia o comunidad de origen), pero muchos considerarán que esto es entre penoso y triste.

CuracionesMilagrosasVirgendeLourdesII

No obstante, analizando detenidamente las estadísticas de las curaciones de la Virgen de Lourdes se observa a bote pronto que éstas presentan más lagunas que los indicadores de coyuntura de la economía española y son menos fiables que los pagarés de Nueva Rumasa.

Básicamente las cuentas son: Lourdes recibe hoy cinco millones de bípedos gregarios al año aproximadamente, cifra que ha crecido con la crisis; desde que la dolorosa francesa se especializó formalmente en curaciones milagrosas (año 1881) habrá recibido unos 270 millones de desesperados crédulos (una media de dos millones cada año). Supongamos que el 25% estaba algo o realmente enfermo (cálculo conservador), lo que nos deja unos 68 millones de enfermos verdaderos.

La Iglesia sólo reconoce oficialmente 68 milagros por la intercesión de la Virgen, por tanto 68 curaciones entre 68 millones de solicitantes deja la “tasa de curaciones milagrosas” en uno por millón. Pero suponiendo que en el registro médico internacional existe una remisión natural de enfermedades diagnosticadas, dependiendo de cuál sea la gravedad de la misma, de entre un caso entre diez a cien mil, se obtiene, en el peor de los casos, diez por millón de remisiones espontáneas sin intercesión milagrosa documentada. La penosa conclusión es que, para un enfermo desahuciado, se multiplican por diez las probabilidades de curación espontánea en un triste Hospital, en tu propia cama o peregrinando al Pachá de Ibiza que acudiendo al propio Santuario de Lourdes.

En fin, misterios y cálculos católicos. Salud herman@s.

P.D. No fue como cuando la mártir Santa Perpetua soñó con las descripciones del tormento por boca del obispo antidonatista Optato de Numidia pero la noche consiguiente a la procesión de las velas (incluida en el paquete turístico Transeuropeo con Santuario de Lourdes Niños Gratis) acabé soñando con la hiperhidrosis de un conductor de ómnibus conocido del matancero de adopción S. Sosa, con el irritante Edema-Reinke del niño cantor piedecuestano J. Rodríguez, con la pseudocamptobraquipolisindactilia postaxial sobrevenida del segundo mellizo de la vicentelopense D. Ferrari, con la disminución del carcinoma metaplásico (con probables células megaosteoclásticas) de la concuñada del bilbilitano J.D. Expósito y con la petición de W. Ascázubi por el buen hacer del concejo cantonal de Guayaquil Sur.

Anuncios

Nuestro agudo analista G. Oats de Horning nos indica que la Congregación para la Causa de los Santos presidida por el purpurado A. Amato ha aprobado un segundo milagro del beato K. J. Wojtyła a fin de acelerar su bienaventurada canonización. Este segundo milagro se suma a la curación del Parkinson “científicamente inexplicable llevada a cabo por Dios como resultado de la intercesión del Sumo Pontífice Juan Pablo II” que padecía la piadosa monja francesa M. S. Pierre; el milagro según los vaticanistas, consiste en:

  • Opción A: Curación espontánea el mismo día de la beatificación de Wojtyła de una mujer italiana con cáncer terminal sin detallar.
  • Opción B: Curación espontánea de una mujer costarricense con aneurisma sacular por tensión hemodinámica crónica con tumor intracraneal severo y anomalía en el polígono de Willis.

Personalmente, y sin mucho entusiasmo, nos decantamos por la Opción B como milagro de más calidad aunque curaciones “espontáneas” o “milagrosas” se producen a diario en los Hospitales de todo el mundo. Pero con los (supuestos) avances de la medicina la intercesión de los santos se ha vuelto más compleja, ya no se trata de resucitar a los muertos directamente, de curar discapacidades sensoriales (recuperar la vista, el habla, etc.) o de recobrar un miembro amputado (regenerar una pierna, un brazo, etc.) como hacían los antiguos maestros cristianos.

Por ejemplo, vemos como nuestro augusto santo varón opusiano, paladín del cilicio y las finanzas, José María Julián Mariano Escrivá Albás (Josemaría de nombre artístico) fue curador espontáneo (o, más bien, sobrevenido) de fracturas de platillos tibiales externos de las rodillas derechas o de procesos de radiodermitis crónicas de graves a agudas en fases linfadenopatiosas avanzadas o irreversibles con pronósticos clínicos reservados. ¡Qué lejos quedan los milagros con fundamento! Como aquel, el acaecido el 27 de abril de 1640 en Calanda (Teruel) que tanto inspirase al paisano ateólogo Buñuel.

CuracionesMilagrosasSanctusSantoSantidad

Foto. El Espíritu Santo realiza un ataque aéreo al Papa Wojtyła.

Porque el Milagro de Calanda sí es un auténtico milagro y no los de Juan Pablo II, a ver que va a pensar el mismísimo Espíritu Santo de las mediaciones divinas de poco pelo… ¡¡que son las curaciones inexplicables del posible cáncer o del aneurisma cerebral realizadas por Wojtyła comparados con la auténticamente milagrosa intercesión de la Virgen del Pilar sobre el muñón de Miguel Juan Pellicer haciendo que le brotase una nueva pierna de la nada!!  Y esto, sin acritud, lo digo y repito alto y claro, aquí y ahora, y fuera en la calle si es preciso.

P.D.  Una avalancha de llamadas a la redacción reivindican que la Virgen de Lourdes es, en términos curativos, no ya más milagrosa que el Papa sino más que la propia Virgen del Pilar. A continuación terciaremos en esta apasionante polémica en la segunda parte de la serie. No se la pierdan.

Lo prometido es deuda.